Conoce todo sobre el sarro dental


El sarro dental es el depósito de sales calcio y fósforo que se adhiere a la superficie dental, debido a la falta de higiene adecuada. Por lo general se acumula mayor cantidad de sarro en los dientes que están cerca de la salida de las glándulas salivales.

Hay dos zonas críticas que hay que tener en cuenta para realizar un cepillado periódico. Una es la cara vestibular (la parte de adelante de los dientes),  la cara lingual de los dientes (parte interior) y la cara vestibular de los primeros molares de arriba.

Es en estas zonas donde comienza a formarse el sarro dental, la única forma en la que puedes evitarlo es cepillando diariamente tus dientes. Pero una vez que el cálculo o la masa está adherido al diente, la única manera de eliminarlo es por medio de la tartrectomía que debe realizar tu dentista.

La tartrectomía es un procedimiento indoloro que se realiza en una sola consulta y no dura más de cuarenta minutos para eliminar el sarro adherido a las piezas dentales. La tartrectomía es el nombre técnico con el que se conoce a la limpieza dental en la que se elimina el sarro, la placa bacteriana y las manchas superficiales. Pero lo más importante es eliminar los cálculos que se forman a causa de la mineralización de la placa dental.

 



Aún cuando se mantenga una correcta higiene dental la formación de cálculos es inevitable, pues existen lugares de la boca a los que no alcanzan un buen cepillado y el hilo dental. Además, hay que tener en cuenta que existen factores que podrían acelerar el proceso, como las enfermedades bucales, predisposición genética, el tipo de bacterias que haya en la boca, etc,

Si no se elimina este sarro, la encía comienza a inflamarse, mejor conocido como gingivitis, existe sangrado y mal aliento. Por lo general esta inflamación comienza a mover los dientes y puede llegar al punto de la caída de la pieza dental.

Lo más recomendable es visitar a tu dentista cada 6 meses y así, él sabrá en qué momento y de qué forma evitar la acumulación de sarro en tu dentadura.