¿Qué sucede cuando sientes la boca seca?

La xerostomía es mejor conocida como resequedad bucal, se refiere al momento en el que no existe suficiente saliva para mantener la humedad de la boca. La saliva es de gran ayuda para digerir los alimentos, proteger los dientes contra las caries, evitar infecciones y además, facilita la masticación y la deglución.

Los síntomas de la resequedad en la boca pueden ser:

  • Sensación de boca pegajosa y seca.

 

  • Saliva espesa y viscosa.

 

  • Dolor o sensación de ardor en la boca o en la lengua.

 

  • Agrietamiento en los labios o en las comisuras de la boca.

 

  • Lengua seca y áspera.

 

  • Dificultad para masticar, saborear o tragar.

 

  • Dificultad para hablar.

 

 

La resequedad bucal puede ser provocada por distintas razones como:

  • La enfermedad injerto contra huésped, donde las células trasplantadas de un donante reconocen el cuerpo del paciente como extraño y lo atacan.

 

  • Antidepresivos.

 

  • Diuréticos, que aumentan la frecuencia con la que se orina.

 

  • Algunos analgésicos.

 

  • Infección bucal.

 

  • Deshidratación.

 

 

Asegúrate de visitar a tu médico en cuanto sientas que tu boca se reseca de forma constante, ya que puede llegar a ser un problema de mayor relevancia. Toma en cuenta los siguientes consejos para evitar sentirte incómodo con la resequedad de tu boca:

  • Bebe al menos 8 vasos de agua al día.

 

  • Evite el alcohol, bebidas con cafeína como café, té, refrescos y los jugos ácidos.

 

  • Hidrata los alimentos secos con caldo, salsas, mantequilla o leche.

 

  • Evita los alimentos secos, ásperos o duros.

 

  • Evita los alimentos ácidos o con especias que puedan irritar tu boca.

 

  • No fumes ni mastiques tabaco.

 

  • Evita las bebidas y los alimentos pegajosos.