Blog | Nuevo Post

¿Cómo chuparse el dedo puede afectar a los dientes de mi hijo?

Chuparse el dedo es un reflejo natural para los niños. Chuparse el pulgar, los dedos, los chupetes u otros objetos puede hacer que el bebé se sienta seguro y feliz y que le ayuden a que aprenda acerca del mundo.

 

Los niños pequeños también pueden hacerlo para calmarse a ellos mismos y ayudarlos a que se duerman.

Photo of child sucking thumb

Luego de que salen los dientes permanentes, chuparse el pulgar puede generar problemas con el correcto desarrollo de la cavidad oral y la alineación de los dientes. También puede generar cambios en el paladar.

Los chupetes pueden afectar los dientes esencialmente de la misma manera que chupar los dedos y los pulgares, pero generalmente es un hábito fácil de romper.

 

La intensidad de éste hábito es un factor que determina si resultará o no en un problema dental. Si los niños reposan sus pulgares pasivamente en sus bocas, tienen menos probabilidades de tener dificultades que aquellos que se chupan el dedo enérgicamente. Aquellos fervientes amantes de chuparse el pulgar pueden desarrollar problemas en sus dientes primarios.

 

¿Cuándo paran de chuparse los dedos?

Los niños generalmente paran de chuparse entre los 2 y los 4 años, o al tiempo que los dientes frontales permanentes están listos para salir. Si notas cambios en los dientes primarios de tu niño, o estás preocupado porque tu niño se chupe los dedos, consulta con tu dentista.

 

¿Cómo puedo ayudar que mi hijo deje de chuparse el dedo?

-Felicita a tu hijo por no chuparse el dedo

-Los niños suelen chuparse el pulgar cuando se sienten inseguros o necesitan consuelo. -Enfócate en corregir la causa de su ansiedad y brindar consuelo a tu niño

-Para niños más grandes, involucralos en elegir el método de dejarlo.

-Tu dentista puede alentar a tu niño y explicarle qué puede ocurrirle a sus dientes si no deja de chuparse el dedo.

 

 

Si estos consejos no funcionan, haz que tu niño se dé cuenta de su hábito, vendando su pulgar o colocando una media en su mano durante la noche. Tu dentista o pediatra puede prescribir una medicación de sabor amargo para recubrir el pulgar o el uso de un aparato bucal.

 


Acerca del Autor Dra. Debbie Armellini

La Dra. Armellini se dedica a dar el más alto nivel de atención en la restauración y reemplazo de dientes. Ha enseñado como profesora en la Universidad de Michigan, la Universidad de Toronto y la Universidad de Maryland. Sus temas de investigación incluyen el impacto de los tratamientos con implantes dentales, la calidad de vida, el tratamiento con reducida cantidad de dientes y la planificación computarizada del tratamiento 3-D con cirugía guiada.

0 Comentarios

¿Qué opinas sobre el artículo?

Déjanos conocer tu opinión con un comentario