Lo que necesitas saber sobre los dientes de los más pequeños

Los primeros cuidados dentales para los más pequeños deben empezar desde en el embarazo. En la alimentación de la madre deben estar presentes el calcio, fósforo, proteínas y vitaminas A, C y D durante el embarazo. Estos nutrientes ayudan a la mineralización del gérmen, que dará lugar a los dientes de leche del bebé después de que nace.

Los dientes permanentes o definitivos son 32 entre los que hay 8 incisivos, 4 caninos, 8 premolares y 12 molares. La mayoría de los niños tiene todos los dientes de leche antes de cumplir 3 añosy aproximadamente, alrededor de los 14 años a la mayoría de niños se les han caído todos los dientes de leche y tienen casi todos los permanentes. 6 años más tarde, aproximadamente a los 20 años, crecen cuatro muelas más en la parte posterior de la boca (mejor conocidas como muelas del juicio) completando un total de 32 piezas.

 

 

Los primeros dientes…

Los primeros dientes de leche que empiezan a salir son los incisivos inferiores. Regularmente es un proceso molesto y doloroso para el niño, suelen estar incómodos e irritables la mayor parte del tiempo. De hecho, en la mayoría de los casos el pequeño se nota ansioso e intenta tener en la boca todo lo que se encuentra para aliviar el dolor, por eso, lo más recomendable es comprarle mordederas que le permitan acabar con las molestias sin dañar sus encías.

Durante el proceso de dentición también pueden tener fiebre y enrojecimiento en algunas zonas de la piel. Sin embargo, la parte más complicada es cuando los dientes están a punto de brotar, en este momento las encías se inflaman, se enrojecen y duelen aún más.

En la mayoría de los casos los dientes terminan de brotar a los 3 años. Sin embargo, esto puede variar de un niño a otro dependiendo en general del desarrollo de cada uno, de manera que algunos ya pueden tener sus dientes de leche a los 2 años. Obviamente, cuanto antes haya empezado la primera dentición, empezarán los dientes definitivos a sustituir a los dientes de leche. 

 

 

¿Cómo cuidar su sonrisa?

Crear el hábito de mantener una buena salud bucal, sin duda debe iniciar desde temprana edad con los dientes de leche, además es muy probable que si estos dientes padecen caries, los dientes definitivos también hereden esta enfermedad

Es importante proteger la salud dental durante la niñez. Trabajar la higiene dental como si fuera un juego es mucho mejor para que el niño adquiera estos hábitos saludables, tanto los niños como los adultos debemos cepillarnos los dientes cada vez que comemos o lavarlos al menos dos veces al día, especialmente antes de acostarnos. Utiliza hilo dental para evitar que los alimentos queden atrapados entre los dientes, al menos una vez al día.

Recuerda visitar al dentista una vez al año para una limpieza bucal y un examen de caries. Los tratamientos con flúor y el sellado de las muelas ayudan a proteger los dientes de caries.