Carillas dentales para una sonrisa perfecta

Seguramente te has preguntado cómo es que los famosos logran tener esa sonrisa perfecta con dientes blancos y sin ninguna imperfección. Lo que ellos utilizan es una prótesis de porcelana mejor conocida como carilla dental que se adhiere de manera fija a cada diente para modificar y reparar el color, ajustar la posición del diente y además, lograr corregir fracturas o algún otro problema estético.

Si en alguna ocasión has pensado en colocarte carillas dentales, debes tener en cuenta algunas cosas antes de pasar por la experiencia de este tratamiento. Te damos algunos detalles que debes tomar en cuenta antes de decidir cubrir tu dientes con carillas:

  • Si padeces de bruxismo, mejor conocido como “rechinar los dientes”, que suele producirse durante el sueño, es un gran inconveniente ya que la carilla puede botarse.

 

  • Una vez puestas es casi imposible removerlas hasta que pase el tiempo estipulado.

 

  • Es una técnica poco agresiva con tejidos periodentales y pulpares que sin duda, vale la inversión.

 

¿Quién es candidato?

Se realiza un diagnóstico previo donde se consideran varios factores, desde medidas faciales, tipo de labios, mordida, estado de las raíces dentales, problemas de encías y posición de los dientes. De acuerdo a cada uno de estos factores y ciertos parámetros, se determina si es un candidato a este tipo de tratamiento desde la primera cita.

 

¿Cuánto duran las carillas?

En cuanto a la duración de las carillas, las de porcelana son las más resistentes y duran entre 10 y 15 años, mientras que las de composite se mantienen entre 5 y 10 años. La durabilidad siempre depende de una buena colocación y de los cuidados que le proporcione el paciente.

Una de las ventajas de carillas dentales es que no son permanentes, para toda la vida. Es un tratamiento que puede mantenerse durante el tiempo para el que fueron creadas y después quitarse y renovarse, sin riesgo de que el diente debajo de la carilla sufra de caries o algún otro problema

Con el paso de los años, sirven de protección para el diente porque actúan como un escudo frente a ácidos, alimentos que manchan y otras agresiones. Recuerda que antes de someterte a este proceso debes considerar todas las opciones que el especialista te recomiende, ya que es quien mejor sabe cómo solucionar la situación por la que está pasando tu sonrisa.